NUEVA DIRECCIÓN

A partir Febrero 2012 en: http://peronismolibre.wordpress.com

LA REVISTA DEL PERONISMO LIBERAL Colección Noviembre 2009- Febrero 2011

Buscar este blog

17 abr. 2010

PANORAMA POLÍTICO SEMANAL

Euforia, zozobra, conflicto
por Jorge Raventos


El gobierno atravesó la tercera semana de abril con sentimientos cambiantes, basculando entre la euforia y el disgusto. La inflación, ese virus de inestabilidad, está cada día más a la vista. Tanto que hasta Guillermo Moreno tiene que admitirla ante públicos íntimos, como antes lo hicieron Daniel Scioli y Hugo Moyano.
Y la corrosión interna del oficialismo también es una piedra en el zapato, cada día más molesta: líderes territoriales que toman distancia, legisladores que se indisciplinan…

La asistencia a la Cumbre Nuclear de Washington fue, en ese sentido, un recreo de entusiasmo. Los Kirchner han descubierto de grandes –y desde el poder nacional- el placer de viajar. No es que antes carecieran de medios para hacerlo (han ido juntando un capitalito desde mediados de los años 70 y gente de la capacidad de ingresos que ellos ostentaban antes aún de transformarse en matrimonio presidencial paseó mucho en tiempos de “la tablita” de Alfredo Martínez de Hoz y durante la década de la convertabilidad). Más que de fondos escasos parecería haberse tratado de curiosidad corta.

Desde el gobierno las cosas se ven de otro modo, en estos viajes hay un roce constante con personalidades de poder e influencia y la sensación –a veces ilusoria, a menudo cruelmente fugaz- de formar parte de un club extremadamente selecto, no como aquel del que se reía Groucho Marx (“No formaría parte de un club que me aceptara a mí como socio”).

La señora de Kirchner no quería ser menos que Michelle Bachelet, Lula Da Silva, Tabaré Vasquez, el colombiano Uribe: quería incorporarse al club de los que conversan a solas con Barack Obama. Un deseo intenso e insatisfecho durante el año largo que el demócrata lleva ocupando la presidencia de los Estados Unidos.

Y esta vez, finalmente, la cita se dio. La señora de Kirchner consiguió sus quince minutos de conversación a solas con Obama. La charla, mediada por los intérpretes, fue breve y “a agenda abierta”, esto es, sin temas específicos. En rigor, Argentina se ha ensimismado tanto en los últimos años, se ha aislado de tal modo, que tiene poca agenda con todo el mundo, no sólo con Washington.

El tema nuclear -como el de la producción de alimentos- es uno que le ofrece al país relevancia planetaria. El esfuerzo desplegado por la Argentina en las últimas décadas del siglo XX para tener una industria atómica robusta y los pasos políticos dados en los noventa para encuadrar el desarrollo nuclear y misilístico en el marco de la legalidad internacional así como para establecer medidas de cooperación y vigilancia recíproca con Brasil, el gran vecino, son títulos que valen en la escena mundial. El presidente de Estados Unidos los reconoció a través de sus gestos hacia la señora de Kirchner y procuró, al subrayar así el papel argentino, marcar de paso una diferencia con su principal socio en América del Sur –Brasil, obvio-, en momentos en que el gobierno de Lula De Silva muestra reticencias a su política de presiones sobre el gobierno iraní y su autonomía nuclear, que inquieta tanto a Washington como a europeos, chinos y rusos.

Durante su paso por Washington, la presidente argentina tuvo oportunidad de pedir disculpas al presidente de China por el plantón a que lo sometió un mes atrás, cuando suspendió su programada visita a Beijing. Los chinos son gente formal y educada: Hu aceptó las explicaciones y se fotografió con la señora de Kirchner. Pero lo cortés no quita lo valiente: el líder chino ni siquiera amagó hacer una escala en Buenos Aires aprovechando que al terminar la cumbre nuclear visitaría tanto Brasil como Chile. En cuanto al parate que sufren las exportaciones de aceite de soja argentino a China, su solución se derivó a la necesidad de que Argentina cumpla con las normas chinas de calidad y disminuya la proporción de residuos de hexano que Beijing dice haber descubierto ahora –justo cuando el gobierno K impone trabas proteccionistas a la importación de varios productos chinos – en el aceite argentino que ha comprado durante años.

Mientras la titular del Ejecutivo argentino se regocijaba con aquellas fotos, Brasilia suscribía un acuerdo de defensa con Estados Unidos y Lula oficiaba de anfitrión del BRIC, el grupo bautizado con las iniciales de las grandes naciones en desarrollo que lo integran: el propio Brasil, Rusia, India, China. Las diferencias no son atribuibles exclusiva ni principalmente al tamaño de los países.

Se acabó el recreo

No fue esa comparación la que determinó la mala sangre de los K, sino algunos hechos del plano doméstico, que es el que a ellos los hipnotiza. En primer lugar, la constatación de que, contra sus designios y pese al esfuerzo de los bloques legislativos que les rinden obediencia, el Congreso empieza a sesionar y el arco opositor puede imponer resoluciones.

En Diputados ese contratiempo se daba por descontado, pero el oficialismo suponía que sobre la Cámara Alta podía ejercer mayores controles.

Ese cálculo comenzó a frustrarse cuando, mientras la mayoría de los senadores del Frente por la Victoria seguían la instrucción de su jefe y negaban el quórum a la Cámara, la senadora formoseña Adriana Bortolozzi de Bogado, desobedecía a Miguel Pichetto, ocupaba su banca y habilitaba la sesión.
La senadora Bortolozzi es un cuadro experimentado del peronismo, formada en la corriente ortodoxa Guardia de Hierro que llegó a tener una influencia decisiva en su provincia. Esta casada con el vicegobernador formoseño, Floro Bogado, y es madre de un aspirante a la gobernación. “Estoy sola y tengo miedo”, confesó la senadora que sin embargo aguantó a pie firme la presión de las autoridades de su bloque. Su actitud revela la fragilidad de la construcción K, de rasgos unitarios y ultracentralistas, que deja fuera de la toma de decisiones tanto a los órganos de conducción del Estado como a los de su partido y mantiene subordinados a los distritos. La rebeldía sorpresiva termina convirtiéndose en la modalidad más efectiva de hacerse oir y de poner en valor la propia fuerza.

La senadora Bortolozzi dejó en claro que lo que ya no aceptaba era la obediencia ciega y que, por ello, votaría según su leal entender en cada punto. Queda ahora en claro que, así como no se puede hablar de una oposición unificada, sino de un arco opositor, las diferencias que se manifiestan en el oficialismo en el Senado obligan también a hablar de un “arco oficialista”. Es probable que la desagregación kirchnerista se intensifique en las semanas próximas.

En principio, después de su acto de rebeldía, la primera manifestación de la senadora Bortolozzi fue un voto favorable a los deseos del Ejecutivo: apoyó la aprobación del pliego de Mercedes Marcó del Pont como presidente del Banco Central, un punto en el que el oficialismo, con ayuda de la abstención de Carlos Menem, pudo contabilizar 35 votos a favor (versus 34 en contra). En el tema siguiente –la coparticipación del impuesto al cheque- la senadora Bortolozzi votó junto al arco opositor y provocó la derrota del gobierno por 35 votos contra 33.

Para el kirchnerismo ese número es insuficiente para darle la media sanción a la norma que devuelve el impuesto al cheque al fondo de gravámenes coparticipables y considera nula esa decisión. Promete llevar el tema a la Justicia y aplicar el veto presidencial en caso de que llegara a ser preciso. Más aún: pretende tomar esa sanción como excusa para continuar su tarea de desgaste de la figura del vicepresidente Julio Cobos, a quien acusan de no actuar de acuerdo a su rol institucional al dar por aprobado un proyecto que, según el oficialismo, necesitaba de la mayoría absoluta de la Cámara (37 votos) para ser válida.

En rigor, la Constitución pide mayoría absoluta (art.75.3) para “establecer y modificar asignaciones especificas de recursos coparticipables”, no para anularlas, que es lo que el Senado hizo el miércoles último.

La movida de la senadora Bortolozzi, que seguramente será acompañada o imitada por otros senadores del oficialismo, convierte al Congreso en un territorio cada vez más elusivo para el oficialismo. De ahí que la tendencia natural de la jefatura kirchnerista resida en paralizarlo de alguna manera.

Conjutamente con esa dificultad en el Poder Legislativo, el oficialismo empieza a tratar al Poder Judicial como un poder hostil. Lo hace a través de la publicidad oficial (la que se sufraga con dineros públicos) y convocando a manifestaciones contra los Tribunales. Lo hace a través de sus voceros habituales ("Las Madres estamos hartas de estos jueces de la Corte Suprema”, dijo, por ejemplo, Hebe de Bonafini, el miércoles 14); lo hace a través de sus ministros y a través de sus representantes en el Consejo de la Magistratura.

El paisaje otoñal muestra a un gobierno que ya no sólo luce enfrentado con la opinión pública, sino cada vez más dispuesto a chocar con los otros poderes del Estado, al comprender que se diluye su capacidad de presionarlos, controlarlos, manipularlos o subordinarlos.

CONTENIDO

PANORAMA POLÍTICO SEMANAL
por Jorge Raventos
(click en la etiqueta para panoramas anteriores)

ANESTESIA SIN CIRUGÍA
por Diana Ferraro

PRODUCCIÓN Y CONSUMO: UN DILEMA ARGENTINO
por Víctor E. Lapegna

2011: ¿Y AHORA QUÉ?
por Diana Ferraro

UNA LECTURA DE LA BATALLA DE VILLA SOLDATI
por Victor E.Lapegna

LA MALA VIDA
por Claudio Chaves

LA RESTAURACIÓN LIBERAL
por Diana Ferraro

A GRANDES MENTIRAS, GRANDES VERDADES
por Diana Ferraro

LA MUERTE DE KIRCHNER PRIVA AL GOBIERNO DE SU VIGA MAESTRA
por Jorge Raventos

LA UNIFICACIÓN DEL PERONISMO
por Diana Ferraro

RETENCIONES: NO A LA SEGMENTACIÓN
por Gabriel Vénica

EL TIEMPO DE LOS POROTOS
por Diana Ferraro

KIRCHNER: CAPITALISMO DE AMIGOS Y PARTIDO DEL ESTADO
por Pascual Albanese

EL PERONISMO LIBERAL Y MAURICIO MACRI
por Diana Ferraro


ARGENTINA EN LA ECONOMIA GLOBAL - I y II
por Domingo Cavallo


EL PERONISMO LIBERAL Y EL DERECHO DE FAMILIA
por Diana Ferraro

EL DESFILADERO
por Diana Ferraro

HUMOR
por Enrique Breccia


ANOTACIONES SOBRE LOS CAMBIOS EN EL AGRO ARGENTINO (DE ANCHORENA A GROBOCOPATEL)
por Daniel V. González

EL DISCURSO SIN CANDIDATO
por Diana Ferraro

LA SECRETARÍA DE CULTURA Y EL RETROPROGRESISMO
por Claudio Chaves

DESCENTRALIZACIÓN: LA LLAVE DE LA NUEVA ECONOMÍA
por Diana Ferraro

LA V DE LA VENGANZA
por Claudio Chaves

ALGUNOS PROBLEMAS DEL POPULISMO
por Daniel V. González

PERONISMO PORTEÑO: PROPUESTA
por Victor Eduardo Lapegna

LA REVOLUCIÓN SIN NOMBRE
por Diana Ferraro

FEDERALISMO O POPULISMO
por Claudio Chaves

ELOGIO DE LA VERDAD
por Diana Ferraro

CONDUCCIÓN, CONDUCCIÓN
por Diana Ferraro

EN BUSCA DEL TIEMPO PERDIDO
por Claudio Chaves


LOS BOQUETEROS Y EL PERONISMO FEDERAL
por Diana Ferraro

QUÉ QUEDÓ DE LA VIEJA IZQUIERDA
por Claudio Chaves


EL CAPITAL POLÍTICO
por Diana Ferraro

LOS MOTORES DEL CAMBIO
CIPPEC

DINERO Y CRÉDITO
por Domingo Cavallo

RETENCIONES CERO
por Gabriel Vénica

LOS MOTORES DEL CAMBIO
Los Productores Autoconvocados

LA AGONÍA ARGENTINA
por Diana Ferraro

10 RAZONES FEDERALES PARA DECIRLE NO AL AUMENTO DE LOS IMPUESTOS
por Gabriel Vénica


EL CAPITAL DEL PUEBLO
por Diana Ferraro

EL PODER EJECUTIVO DESAFÍA LA LEGALIDAD
por el Senador Carlos Saul Menem

LA HOJA DE RUTA DEL PERONISMO LIBERAL
por Diana Ferraro

EL PERONISMO Y UN NUEVO BLOQUE HISTÓRICO
por Jorge Raventos


DOCUMENTO CONFEDERACIÓN DE AGRUPACIONES PERONISTAS PORTEÑAS

LA FUSIÓN PERONISTA-LIBERAL
por Diana Ferraro

EL LIBERALISMO Y LA CONSTRUCCIÓN DE PODER
por Jorge Raventos


CONSENSO PARA EL PROGRESO
por Domingo Cavallo

UNA REORGANIZACIÓN DEMOCRÁTICA DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS
por Víctor Eduardo Lapegna

LA PRUEBA HISTÓRICA DE UN FRAUDE INTELECTUAL
por Domingo Cavallo


A LA BÚSQUEDA DE UN NUEVO MODELO PRODUCTIVO Y DEL BIENESTAR
por Armando Caro Figueroa


LA POBREZA EN LA ARGENTINA Y COMO COMBATIRLA
por Víctor E. Lapegna


ES MEJOR SUBSIDIAR LA NUTRICIÓN
por Juan J. Llach y Sergio Britos

PRESENTACIÓN DE PERONISMO LIBRE
por Diana Ferraro


CONTACTO

Propuesta y Coordinación de Peronismo Libre:
Diana Ferraro
diana.ferraro@gmail.com

Colaboraciones:
Enviarlas a:
peronismolibre@gmail.com

Seguidores