NUEVA DIRECCIÓN

A partir Febrero 2012 en: http://peronismolibre.wordpress.com

LA REVISTA DEL PERONISMO LIBERAL Colección Noviembre 2009- Febrero 2011

Buscar este blog

11 sep. 2010

PANORAMA POLÍTICO SEMANAL

Pronósticos de Laclau, diagnóstico de Kirchner
por Jorge Raventos


Un mes atrás, en esta columna apuntábamos que, mientras “la oposición debate vivamente en público, en el oficialismo por ahora se discute clandestinamente. Pero en ambos campos los tiempos se aceleran”. Si bien es cierto que, en general, en el oficialismo la procesión va por dentro, de pronto de ese universo hermético emergen algunas jaculatorias que sorprenden a los profanos. El ex abrupto que Néstor Kirchner disparó a quemarropa el último jueves en un acto en La Boca no sólo tomó desprevenidos a los ajenos, sino también a la mayoría de los propios, en primer lugar al gobernador bonaerense.

Daniel Scioli no esperaba que Kirchner le reclamara en público (y con el vivo aplauso de los kirchneristas más entusiastas) que “no tenga miedo” y que “ diga quien le ata las manos para no solucionar la inseguridad en provincia”. Kirchner sí sabía lo que iba a hacer: su discurso había sido concebido como una advertencia para la propia tropa en el marco de la guerra en que se ha empeñado contra el Grupo Clarín que, como señaló en Página 12 un intelectual orgánico del oficialismo, Horacio Verbitsky, constituye el tema excluyente “que puede ordenar el escenario político que se proyecta hacia la renovación presidencial del año próximo”.

Kirchner lanzó sus mandobles vengativos en una reunión en la que estaba presente la crema del poder territorial bonaerense, desde el gobernador a la mayoría de los intendentes del conurbano. “Aplaudan ahora –les aconsejó al inicio del acto- porque no sé si van a tener ganas de aplaudir al final”. La advertencia no aludía a los previsibles ataques que en su discurso lanzaría contra Clarín, contra los empresarios o contra Macri. Ni siquiera a los golpes contra los jueces o a las admoniciones dirigidas a la Corte Suprema. El se adelantaba a las referencias que haría sobre una propia tropa que no lo conforma y de la que desconfía hasta cuando duerme.

Así, se quejó de que “a los diputados les tiemblan las rodillas y otras cosas” por el enfrentamiento con los medios. Y para que no quedaran dudas de que no les hablaba a los opositores, sino a los oficialistas, reclamó “coraje, tengan coraje porque existe un nuevo amanecer. No dejen sola a la presidenta. No hay que mirar al costado”.

¡Qué revelador! El discurso de Kirchner en La Boca ha sido analizado por los medios en tanto ácida catilinaria pero debería ser leído, más bien, como un diagnóstico sobre el oficialismo tal como su jefe lo observa desde el laboratorio de Olivos: fuerzas que tiritan de miedo ante el futuro que entrevén, que abandonan a sus comandantes y se muestran más predispuestas a la fuga que a la guerra a la que quiere conducirlos su estratega.

Ciertamente, Kirchner está furioso porque comprende que existe en su sector una notable “fatiga de los materiales”, y una creciente resistencia a sus dictados. Los jefes territoriales que escucharon atónitos su discurso de La Boca vienen avisando que hay decisiones (y planes) del estratega de Olivos que ellos no comparten. Por cierto, la mayoría de ellos no estaba de acuerdo con el aterrizaje de Hugo Moyano en la cabecera del justicialismo bonaerense y esperaban que Kirchner lo detuviera. Se dieron cuenta de que el esposo de la Presidente no está en condiciones de frenar a Moyano. El jefe de la CGT no es ya un oficial dependiente del comando de Kirchner sino, en todo caso, el comandante de un ejército autónomo que el kirchnerismo tiene como aliado. (Nota al pie: si bien se mira, el oficialismo ya no controla ningún sector significativo del movimiento sindical: la única corriente que le responde con algún automatismo es al sector kirchnerista de la CTA que tiene como referente a Hugo Yaski., mientras las 62 Organizaciones peronistas -con Gerónimo Venegas al frente- y la CGT Azul y Blanca de Luis Barrionuevo se enrolan abiertamente en el Peronismo Federal, junto a Eduardo Duhalde).

La estructura territorial bonaerense no acompaña la guerra de Kirchner contra lo que él llama “la dictadura mediática”. Los jefes territoriales son concientes de que esa pelea contra los medios es un nuevo elemento irritativo que la familia presidencial introduce en las relaciones con las clases medias, que constituyen partes significativas de los electorados locales indispensables para gobernar sus distritos. Muy pocos intendentes se hicieron ver por la Casa Rosada el martes 24 de agosto, cuando la Presidente consagró el informe de Guillermo Moreno sobre Papel Prensa, aunque debió retroceder en las medidas que pensaba anunciar contra sus accionistas privados. En términos de Kirchner, también a esos jefes territoriales, quizás, “les temblaron las piernas”.

Señalábamos aquí a principios de agosto : “No son pocos los dirigentes del PJ – Frente para la Victoria (particularmente en el distrito bonaerense) que están convencidos de que las aventuras bélicas de Kirchner llevan a su fuerza al desastre. Ellos no consumen encuestas amañadas y saben que el dilema de ‘pingüino o pingüina’ con el que desde Olivos se pretende acotar el debate interno no detiene la sangría. Esos dirigentes están meditando sobre las mejores formas de eludir lo que, de prolongarse, estiman como un destino aciago”.


Pero además los intendentes del PJ están inquietos porque Kirchner quiere facilitar en el distrito bonaerense la existencia de “listas colectoras” para los cargos provinciales (gobernador, legisladores, intendentes, concejales, etc.), no en la grilla de puestos nacionales (presidente y vice, diputados y senadores). Olivos insistió en su momento en incluir en la ley provincial (14.086) que estableció para el distrito las elecciones primarias abiertas, obligatorias y simultáneas, el artículo que lleva el número 8 y dictamina que “los órganos electorales partidarios son los que autorizan cómo se adhieren las boletas en caso de que hubiere listas única para una categoría de candidatos y pluralidad en otras”.

Con Moyano en la cabecera del PJ provincial, Kirchner buscará hacer aprobar las colectoras, con las que él espera sumar a su candidatura nacional votos provenientes de sus aliados del sedicente progresismo. Los jefes territoriales lo miran desde la perspectiva de sus municipios: con las listas colectoras muchos adversarios locales sacarán patente para competir por las intendencias y adquirirán bancas municipales que les sustraerán a ellos; la gobernabilidad de sus distritos se volverá imposible.

Si a todos esos elementos se suma el hecho de que la imagen positiva de Néstor Kirchner mida en la provincia 15 puntos menos que la de Daniel Scioli, pueden entenderse mejor los motivos por los cuales buena parte de los jefes territoriales prefiere tratar con el gobernador (y juzga muy críticamente la suelta de candidaturas oficialistas a la que Kirchner se dedicó en las últimas semanas, desde Aníbal Fernández a Amado Boudou) y las razones por las cuales a Kirchner se lo detecta suspicaz, desconfiado e irascible.

El estratega de Olivos es menos impreciso en sus análisis que su ideólogo favorito, el historiador y politólogo Ernesto Laclau. Quizás su extenso exilio académico en Inglaterra es el que llevó a Laclau a estimar que , “en resumen, tal como va la cosa hasta ahora, creo que las chances del kirchnerismo son considerablemente mejores que hace un año (…) la posibilidad de que Kirchner obtenga el 40,1 por ciento de los votos en la primera vuelta y que tenga una distancia de más de diez puntos del candidato que lo siga son bastantes altas”. Defina “bastante”, doctor Laclau. Defina “considerablemente mejores”.

Ajeno al rigor universitario de su pensador tanto como a las cifras voluntariosas de sus encuestadores, Kirchner ve la realidad con su aguda mirada de estratega: tiene una guerra decisiva por delante –a todo o nada, como a él le gusta- y a sus tropas les tiemblan los huesos y quieren mirar para otro lado; necesita una ayudita judicial y justo en ese momento se empiezan a verificar nuevos equilibrios en el Consejo de la Magistratura. “Tengan coraje porque existe un nuevo amanecer”, predica. Pero mira alrededor y ve que su auditorio se ha encogido.

Defina “bastante”, doctor Laclau.

CONTENIDO

PANORAMA POLÍTICO SEMANAL
por Jorge Raventos
(click en la etiqueta para panoramas anteriores)

ANESTESIA SIN CIRUGÍA
por Diana Ferraro

PRODUCCIÓN Y CONSUMO: UN DILEMA ARGENTINO
por Víctor E. Lapegna

2011: ¿Y AHORA QUÉ?
por Diana Ferraro

UNA LECTURA DE LA BATALLA DE VILLA SOLDATI
por Victor E.Lapegna

LA MALA VIDA
por Claudio Chaves

LA RESTAURACIÓN LIBERAL
por Diana Ferraro

A GRANDES MENTIRAS, GRANDES VERDADES
por Diana Ferraro

LA MUERTE DE KIRCHNER PRIVA AL GOBIERNO DE SU VIGA MAESTRA
por Jorge Raventos

LA UNIFICACIÓN DEL PERONISMO
por Diana Ferraro

RETENCIONES: NO A LA SEGMENTACIÓN
por Gabriel Vénica

EL TIEMPO DE LOS POROTOS
por Diana Ferraro

KIRCHNER: CAPITALISMO DE AMIGOS Y PARTIDO DEL ESTADO
por Pascual Albanese

EL PERONISMO LIBERAL Y MAURICIO MACRI
por Diana Ferraro


ARGENTINA EN LA ECONOMIA GLOBAL - I y II
por Domingo Cavallo


EL PERONISMO LIBERAL Y EL DERECHO DE FAMILIA
por Diana Ferraro

EL DESFILADERO
por Diana Ferraro

HUMOR
por Enrique Breccia


ANOTACIONES SOBRE LOS CAMBIOS EN EL AGRO ARGENTINO (DE ANCHORENA A GROBOCOPATEL)
por Daniel V. González

EL DISCURSO SIN CANDIDATO
por Diana Ferraro

LA SECRETARÍA DE CULTURA Y EL RETROPROGRESISMO
por Claudio Chaves

DESCENTRALIZACIÓN: LA LLAVE DE LA NUEVA ECONOMÍA
por Diana Ferraro

LA V DE LA VENGANZA
por Claudio Chaves

ALGUNOS PROBLEMAS DEL POPULISMO
por Daniel V. González

PERONISMO PORTEÑO: PROPUESTA
por Victor Eduardo Lapegna

LA REVOLUCIÓN SIN NOMBRE
por Diana Ferraro

FEDERALISMO O POPULISMO
por Claudio Chaves

ELOGIO DE LA VERDAD
por Diana Ferraro

CONDUCCIÓN, CONDUCCIÓN
por Diana Ferraro

EN BUSCA DEL TIEMPO PERDIDO
por Claudio Chaves


LOS BOQUETEROS Y EL PERONISMO FEDERAL
por Diana Ferraro

QUÉ QUEDÓ DE LA VIEJA IZQUIERDA
por Claudio Chaves


EL CAPITAL POLÍTICO
por Diana Ferraro

LOS MOTORES DEL CAMBIO
CIPPEC

DINERO Y CRÉDITO
por Domingo Cavallo

RETENCIONES CERO
por Gabriel Vénica

LOS MOTORES DEL CAMBIO
Los Productores Autoconvocados

LA AGONÍA ARGENTINA
por Diana Ferraro

10 RAZONES FEDERALES PARA DECIRLE NO AL AUMENTO DE LOS IMPUESTOS
por Gabriel Vénica


EL CAPITAL DEL PUEBLO
por Diana Ferraro

EL PODER EJECUTIVO DESAFÍA LA LEGALIDAD
por el Senador Carlos Saul Menem

LA HOJA DE RUTA DEL PERONISMO LIBERAL
por Diana Ferraro

EL PERONISMO Y UN NUEVO BLOQUE HISTÓRICO
por Jorge Raventos


DOCUMENTO CONFEDERACIÓN DE AGRUPACIONES PERONISTAS PORTEÑAS

LA FUSIÓN PERONISTA-LIBERAL
por Diana Ferraro

EL LIBERALISMO Y LA CONSTRUCCIÓN DE PODER
por Jorge Raventos


CONSENSO PARA EL PROGRESO
por Domingo Cavallo

UNA REORGANIZACIÓN DEMOCRÁTICA DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS
por Víctor Eduardo Lapegna

LA PRUEBA HISTÓRICA DE UN FRAUDE INTELECTUAL
por Domingo Cavallo


A LA BÚSQUEDA DE UN NUEVO MODELO PRODUCTIVO Y DEL BIENESTAR
por Armando Caro Figueroa


LA POBREZA EN LA ARGENTINA Y COMO COMBATIRLA
por Víctor E. Lapegna


ES MEJOR SUBSIDIAR LA NUTRICIÓN
por Juan J. Llach y Sergio Britos

PRESENTACIÓN DE PERONISMO LIBRE
por Diana Ferraro


CONTACTO

Propuesta y Coordinación de Peronismo Libre:
Diana Ferraro
diana.ferraro@gmail.com

Colaboraciones:
Enviarlas a:
peronismolibre@gmail.com

Seguidores